420-Cantinflas-esp.imgcache.rev1311365964163aarp.org

Desde que la mano incorrupta de Guardiola nos soltó para que comenzásemos a caminar solos, los barcelonistas deambulamos un tanto desamparados, de aquí para allá, a merced de cualquier embaucador con medio discurso y un mundo gratuito de drogas de portada al alcance de nuestras pequeñas manos culés. Pese a la insistencia atronadora de las fanfarrias que pregonan a diario que nada ha cambiado y que seguimos conformando el mascarón de proa de la vanguardia futbolística, lo cierto es que, cada vez, se escuchan más voces por todo el mundo que anuncian que el Barça ha dejado de ser equipo admirado por único para convertirse en vulgar ejemplo de la mediocridad reinante mientras se cuestionan, con el ceño fruncido y la ceja levantada, qué tipo de asado es este que Martino se atreve a presentar como si se tratase de la receta original del sigasaga con, apenas, un suave aliño criollo.

Y esta carne ¿de qué es?

De gallina

¿De gallina? A mi se me hace que le echaron otra cosa que no es gallina…

Martino está cometiendo un error garrafal al insistir en que no pretende cambiar nada y presentarnos, partido tras partido, una excusa y un argumento para tratar de convencernos de una similitud imposible. Como entrenador y primer responsable tiene todo el derecho a tomar las decisiones que estime oportunas, faltaría más pero, a lo que no tiene tanto derecho es a tratar de engañar al socio y abonado. Por mucho que insista Don Gerardo en que se trata de la polla blaugrana de siempre, incluso los más entregados devotos del rosarino han percibido ya el característico sabor de la carne de caballo.

Bueno… tiene un poquito de carne de caballo

Un poquito como cuánto…

Mita y mita; tiene medio caballo y media gallina.

Medio caballo es mucho caballo, me van a perdonar. Para los que nos resistimos a romper el carnet que acredita nuestro peculiar ADN de tiquitaqueros blandurrios, creyentes devotos del pase horizontal y la paciencia infinita, ver a Song sustituyendo a Iniesta y entregando el control del partido al pavero Madrid de Ancelotti, fue como encontrarnos la cabeza del equino ya no en la cama, si no en la sopa, como una mosca gigante con los ojos como puños y la lengua desparramada sobre el mantel. El horror tiene muchas caras y para un culé que se precie de haber formado parte de algo sublime y elevado, dicho horror debe asemejarse al rostro del camerunés corriendo a un lado y a otro del campo, esforzado en la lucha y sudoroso de tanto achicar espacios y despejar balones, otrora pecado mortal tan propio de portugueses y demás pueblos bárbaros que todavía no adoraban al redondo y verdadero dios; el balón.

A mi la carne de caballo no me gusta; es muy pesada!

Pero este es caballo de carreras…

Ah, bueno. Pues entonces sí.

Así me gusta. ¿Y con qué va a acompañar? ¿agüita, vino, cervecita?.

Así estamos, a estas alturas de la película. Con la certeza de que ya todo el restaurante sabe que es carne de caballo pero con la seguridad absoluta de que nadie protestará mientras se sirva de manera gratuita, tenga buena presencia y no nos muestren la cabeza cortada del animal. Mientras tanto, Martino continuará cantinfleando, que es el arte de hablar mucho y no decir nada, mientras gana tiempo para seguir vulgarizando un sueño y ajustándolo a la corta talla de unos dirigentes que le señalarán como culpable de los cristales rotos a final de temporada o cuando sea menester. Al fin y al cabo, si hay un chascarrillo de Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes que todo el mundo conoce es aquel que popularizó con su película de 1941El gendarme desconocido” y en la que un entrañable Cantinflas repetía sin cesar algo así como “a sus ordenes, jefe!”.

4 comentarios en “Cantinfleando

  1. Pues para ser tan de Guardiola. Uno de sus cambios preferidos era sacar a Keita, no por Iniesta, sino por un delantero. Y Guardiola sino que nos vendia que no era un cambio defensivo, en cambio Martino lo dice bien clarito.

    Y bueno parece ser que este club no hayan jugado juntos dos de entre Edmilson, Motta o Van Bommel y era un equipazo.

    Martino esta intentando rescatar a un equipo que es imposible que vuelva a jugar como con Guardiola porque principalmente los dos jugadores de ese estilo ya no estan a ese nivel, sobre todo Xavi. No es tan dificil entenderlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s