bfi-00m-jmu

Del gol de Messi ya se nos habían mostrado los planos en una película aunque nadie se dio cuenta hasta que vimos la obra rematada, el portero rival abatido y al pequeño artista a la carrera, por la línea de fondo, como si le fuese a cerrar la tienda antes de poder comprar un marco a juego con las cortinas del salón de su casa: el Camp Nou.

El extremo que corra por la banda pero sin entrar en el área, no pretendáis llegar solos ante el portero. Pasad balones al centro, hay que jugar en equipo… Y centráis desde aquí y desde aquí”, dice Michael Caine en ‘Evasión o Victoria’, sobre una pizarra verde llena de flechas y supuestas líneas de pase. Entonces  el cabo Luis Fernández, Pelé,  salta de la litera y pide la tiza y la palabra: “Yo cojo el balón aquí y hago así, y así, y así, y gol; es fácil”.

Viendo a Messi ayer no parecía tan difícil, las cosas como son, a Pelé lo que es de Pelé, sobre todo si tenemos en cuenta que la gente se sigue preguntando de qué puto planeta viniste, joder, Lionel. Dicen que a Maradona lo llevaron un día a ver jugar a Michael Jordan y al terminar el partido, preguntado por la prensa sobre aquel dios que se disfrazaba de jugador de baloncesto cada noche, el Pelusa respondió que no había duda sobre los milagros del 23, “pero los hace con la mano, claro”, acotó como si ya intuyese a su propio sucesor.

Despachado el solomillo a la primera cita, nos quedó una fuente entera de guarnición por delante. Se pitó al himno, se pitó a Iniesta, Velasco Carballo pitó lo que le dio la gana, como siempre, y como broche dorado escuchamos también el pitido de un ascensor que condujo a Xavi e Iniesta hasta el palco de honor, entre bandejas de canapés y azafatas sonrientes, escena que me llevó a pensar que, en esta santa casa- por no decir otra cosa- se le niegan ya a Guardiola hasta escalones que contar camino de la gloria, si algún día se le ocurriese volver aunque fuese como jugador.

Aplaudiendo desde la cuarta fila la entrega del trofeo se pudo ver a Rafael Louzán, todavía Presidente de la Diputación de Pontevedra, y recientemente nombrado Presidente de la Federación Galega de Fútbol, calculando los pasos hasta la silla de Villar como Frank Underwood calculaba los que le separaban de la presidencia de la Casa Blanca, en el primer capítulo de ‘House of Cards’.

En casa de Messi, con Pelé presumiendo a distancia de que ese gol lo inventó él, Rexach haciendo lo propio unas filas más abajo y Luis Enrique alineándose con quiénes se sienten ofendidos por la calidad técnica de Neymar y luego se van a Estados Unidos, a disfrutar de la humilde y señorial NBA, apareció un político gallego para recordarnos aquella campaña publicitaria que ya nos advirtió, en su día, sobre la tiranía que perpetraba imponer Leo con aquella media melena calada: Soy Rafael Louzán, recuerda mi nombre.

Durante el rodaje aprendí que las estrellas nos siempre son democráticas“.

Edson Arantes do Nascimento, Pelé.

 

Fotografía publicada en  explore.bfi.org.uk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s