2rxgp4l

A todos los que de alguna manera compartimos que el pueblo catalán pueda decidir su futuro en libertad y nos enzarzamos, a menudo, en discusiones sin gran trascendencia ni calado con los más agresivos opositores al proceso, de esas que a uno lo hacen sentirse útil y necesario aunque sea una ilusión, nos entristece de manera profunda descubrir que, en algunas cuestiones, no queda otra que dar la razón a quienes acusan a una parte pueblo catalán  de vivir inmersos en un cierto halo de paranoia e histeria colectiva: “Siempre a mí, siempre a mí” que diría Jordi Alba, por poner un ejemplo sencillo y que todo el mundo entienda.

Empató el Lugo en Girona y se desató la barbarie en las redes, esta vez no solo entre aficionados más o menos radicales de esos que avergüenzan a sus propios clubes, dicen,  al menos sobre el papel: Políticos, autoridades públicas varias, pesos pesados del periodismo catalán, varias monjas- siempre hay una monja en medio ahora, no me pregunten por qué- y tuiteros de cierta relevancia mostraron su malestar, e indignación, por el pucherazo perpetrado por el club gallego que de manera incomprensible, argumentan, no se dejó perder el partido.

A un servidor, que pertenece al Ejército Desarmado de Catalunya desde pequeño y se ha criado entre hordas de madridismo radical y alientos de muy alta graduación en la cara, le sorprende que incluso aficionados del Barça se sumasen al grito de “tongo, tongo”, cuando nuestra historia está plagada de situaciones similares desde Tenerife a Coruña pasando por el, siempre amable, Estadio Vicente Calderón. O sufrimos un grave déficit de memoria o queda muy poco decoro y vergüenza, ya, entre el culé. Por resumir lo leído y escuchado, el asunto quedó zanjado en que lo sucedido en Girona es una muestra más del odio generalizado al pueblo catalán y constata que hay que salir de España, cuanto antes, para frenar de una vez tamaña persecución a todos los niveles. Volviendo al principio, les decía que no puedo estar más de acuerdo con la mayoría de reivindicaciones del pueblo catalán,  por no decir todas, hasta el mismísimo punto y final de la declaración unilateral de independencia. Por eso me entristece ver a tantos y tantas refugiados, una vez más, bajo ese manto espeluznante de nombre victimismo que no les deja ver el sol, tan a menudo, y que solo alberga calamidades y negro futuro bajo su escaso abrigo.

“Que nos dejen ser lo que sentimos que somos”, me dijo un catalán bien ilustre y admirado en todo el mundo, hace pocos meses. A su lado, otro catalán pero de corazón más español que el león del escudo de la nación, de esos que han entregado más gloria a España  de la que puedan soñar todos estos mamarrachos que dicen protegerla del nazionalismo– así lo llaman los más paveros mientras sus mujeres les bordan sus camisas nuevas, en rojo- asentía con los brazos cruzados y el gesto serio. Ojalá llegue pronto ese día y quizás, ¿quién sabe?, en ese mismo momento se den cuenta una mayoría de estos paranoicos patológicos cuán injustos han sido con esa parte de España que sí los comprende, los anima y los apoya en sus reivindicaciones como pueblo. Incluir al pobre Lugo en la conspiración centralista por cumplir con su obligación deportiva, que es competir más allá de supuestas motivaciones ilegales- los juzgados abren sus puertas todos los días de lunes a viernes, por cierto-, es un desatino que  solo arma de munición reglamentaria a quiénes no quieren entenderlos y que, según canta el himno de mi tierra, son los ignorantes, los duros, los imbéciles y los oscuros. No nos obliguen a dudar a quiénes siempre estuvimos de su lado, si us plau; no nos lo merecemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s